Jul 26, 2021 | 4
Minutos Para Leer

4 Maneras de Aprovechar el Estilo de Comportamiento Único

042221_blog

Todos hemos oído hablar de lo importante que es sacar partido a tus puntos fuertes y ser realmente dueño de tu personalidad única, especialmente en el lugar de trabajo. Por desgracia, esto no siempre es bien visto; con demasiada frecuencia, los consejos, recomendaciones y el pensamiento enfocados en liderazgo se inclinan hacia unos pocos tipos de personalidad e ignoran el resto.

Sin embargo, la buena noticia es que puedes tomar las riendas de tu futuro independientemente de tu tipo de personalidad. Si sabes cómo aprovechar tu estilo de comportamiento único, puedes abogar por ti mismo en el lugar de trabajo y alcanzar los objetivos que te propongas.

Aquí tienes cuatro maneras de aprovechar tu estilo de comportamiento en el lugar de trabajo.

 

1. Apóyate en él

Esto puede parecer obvio, pero la autoaceptación es la base de tu éxito. Con demasiada frecuencia, en el lugar de trabajo, vemos que las personas cambian sus estilos para adaptarse a los roles que se les asignan, en lugar de aprovechar sus fortalezas innatas.

En TTI SI, la evaluación DISC comparte los gráficos Natural y Adaptado. La diferencia entre estos dos es importante; muestra la diferencia entre cómo un individuo prefiere hacer lo que hace (Natural), y cómo un individuo adapta su comportamiento para ajustarse a la situación en la que se encuentra (Adaptado).

Puedes adaptar tu estilo de comportamiento, pero a la larga esto te pasará la factura. Adaptarse demasiado durante un tiempo prolongado puede hacer que te sientas agotado, incomprendido y poco valorado. Si crees que te estás adaptando demasiado a menudo en tu posición actual, compruébalo contigo mismo:

¿Cuáles son los efectos de tus acciones? ¿Cómo puedes cambiar tu papel en el trabajo o tus responsabilidades para reforzar tu desempeño? (Esta infografía desglosa cómo son las adaptaciones y cómo te afectan).

Comprende que tu estilo de comportamiento, aunque siempre puede mejorarse, es de hecho lo que te hace ser tú.

 


 

2. Convierte tus Puntos Débiles en Oportunidades

woman-making-marketing-presentation-to-team

Es común negarse a la palabra "debilidad", pero una persona verdaderamente consciente de sí misma sabe que una debilidad no es algo de lo que deba avergonzarse. Todo el mundo tiene áreas en las que brilla y áreas en las que podría mejorar, y reconocerlo es un gran paso hacia la mejora.

Puedo hablar por experiencia propia. Si utilizamos la lente del DISC, soy un I/S alta. En la rueda DISC, eso me sitúa en la posición de Relacionador. Me motivan mucho las personas, no las tareas, y soy un gran oyente.

Lo que no se me da bien es cambiar; mi agilidad en el trabajo dejaba que desear. Me di cuenta de que, si mi equipo no estaba consciente de esto o no se lo comunicaba de forma abierta, quedaba un poco rezagada en las reuniones y me perdía los detalles que necesitaba para lograr los resultados.

Fui muy clara con respecto a mi perfil de cara al equipo y al mismo tiempo ajusté mi mentalidad; sé que los demás se mueven más rápido que yo, y es bueno tratar de mantener el ritmo. Como resultado, nos pusimos en acción de manera conjunta.

Si trabajas para entenderte a ti mismo, puedes tomar tus debilidades y convertirlas en oportunidades de mejora. Una buena manera de empezar este proceso es realizar una evaluación que mida comportamiento. Si escoges la evaluación correcta, tendrás una fuente de información imparcial y científica que te dará una visión objetiva y práctica de tu comportamiento.

 


 

3. Escoge tus Batallas

meeting-of-business-teamUna de las habilidades más importantes que puedes llevar al lugar de trabajo, es la capacidad de manejar los conflictos. Cuando empieces a aprender sobre ti mismo y a aplicar la visión y conceptos de las evaluaciones de forma rutinaria, tu habilidad para entender a los demás aumentará de manera significativa.

Sin embargo,hay una cosa que puede no ser tan clara, y es cómo reaccionan los demás ante ti. Al fin y al cabo, lo único que puedes controlar es a ti mismo y tu propio comportamiento. Por mucho que intentes adaptarte y entender a los que te rodean, van a surgir situaciones que provoquen conflictos.

La buena noticia es que puedes aprovechar tu estilo de comportamiento único para resolver las situaciones que se presenten. Si sabes cuándo adaptarte, también sabrás cuándo mantenerte firme, y viceversa. No vale la pena abrir un diálogo más amplio sobre todos los conflictos, pero cuando se trata de situaciones sobre la comunicación, las expectativas o los estilos de trabajo conflictivos, tienes que ser capaz de expresar tus necesidades respetando a los demás. Utiliza tus puntos fuertes para ello.

 


 

4. Encuentra un Mentor

Hemos hablado mucho de la aplicación práctica de los estilos de comportamiento para tener éxito en el trabajo. Ahora es el momento de hablar de cómo hacerlo realidad.

Una de las mejores maneras de aprender exactamente cómo aprovechar tu estilo de comportamiento es encontrar un mentor. Hay varias formas de abordar la creación de esta valiosa relación profesional.

Encuentra un Mentor con tu Mismo Estilo

Al final del día, todo el mundo quiere ser comprendido. Encontrar un mentor con un estilo de comportamiento similar puede ser extremadamente beneficioso para las personas que buscan trazar su carrera y planificar el desarrollo a largo plazo.

Esta es una idea especialmente buena si tienes un estilo de comportamiento que no está representado en los roles típicos de liderazgo. Por ejemplo, si tienes un I bajo en DISC (también llamado estilo de comportamiento reservado), encontrar un mentor con un enfoque similar hacia la gente y los contactos te ayudará a sortear situaciones difíciles.

Encuentra un Mentor con un Estilo Opuesto al Tuyo

Esto pareciera ser opuesto a nuestro ejemplo anterior, pero tiene sentido: si recibes consejo y orientación de alguien muy diferente a ti, puedes aprovechar tus puntos fuertes a la vez que amplías tu visión del mundo y tu consideración de los demás.

Este tipo de relación les beneficiará mutuamente a ti y a tu mentor. Trabajar para entender la perspectiva de alguien con quien trabajas estrechamente, pero con quien no te identificas de forma natural no es fácil, pero es gratificante y crea un entorno dinámico para aprender el uno del otro. Te ayuda a obtener una perspectiva que tal vez no hayas comprendido antes.

 


 

Sigue tu Propio Camino

Dedicar el trabajo a entenderse realmente a sí mismo y a tu forma de moverte por el mundo no es fácil, pero vale la pena.

Invertir en ti mismo siempre dará frutos, ya que eres la persona con la que más tiempo pasas. Aprovechar tu estilo de comportamiento único tiene que ver con la perspectiva: solicita información externa, haz cambios conscientes y capitaliza lo que te hace ser tú.

¿Estás interesado en empezar a trabajar con TTI SI? Estamos aquí para ayudarte. Ponte en contacto con el equipo de TTI SI para descubrir cómo puedes aprovechar el poder de las evaluaciones.

 

No Se Olvide De Compartir Este Post!

Jaime Faulkner